Turista catalana en Madrid descubre los encantos de la capital de la mano del gato Dimas.